El Nuncio Apostólico visitó Actopan

Posted by on Jan 5, 2016

El Nuncio Apostólico visitó Actopan
nuncioPor: Filiberto Monter Santiago

 

La fecha anhelada llegó, era el 10 de marzo por la mañana y los fieles ya esperaban a Mons. Christophe Pierre. El párroco de Actopan afinaba los últimos detalles mientras las autoridades municipales llegaban al lugar donde habría que recibirlo.

Pero para sorpresa de todos, el nuncio se nos adelantó. Su llegada se dio minutos antes de lo esperado, pero eso no fue obstáculo para darle tan calurosa bienvenida.

Pronto, en un acto protocolario y con la presencia de Mons. Domingo Díaz Martínez, el ayuntamiento sede le entregó simbólicamente las llaves del municipio; hecho que le robó la primera sonrisa pública del representante de la sede apostólica.

Las banderitas nos paraban de agitarse durante el recorrido hasta la parroquia. Niños, jóvenes, mujeres, hombres, enfermos y personas de la tercera edad; todos se acercaban a saludarlo para recibir su bendición. Le pedían fotos, lo vitoreaban y hasta uno que otro se atrevió a abrazarlo.

Actopan reinaba en alegría.

Rodeado de sacerdotes, accedió al templo donde representantes de las diferentes pastorales parroquiales se dirigieron para saludarlo y a su vez para preguntarle ciertas interrogantes que hoy son tema para la sociedad en general.

Mons. Christophe Pierre nunca dudó en responder, lo hacía con gran alegría.

Recorrió parte del ex Convento agustino, inauguró una exposición dentro del claustro y conoció ciertas artesanías que yacen dentro del lugar.

A pesar de la cirugía que en días previos le habían realizado, nunca paró de caminar. Entró a la casa parroquial para revestirse y prepararse junto al Arzobispo de Tulancingo y sacerdotes presentes, para celebrar la Eucaristía.

La capilla abierta ya lucía colorida. El color amarillo y blanco teñían la locación, alrededor de 2 mil personas le cantaban y aplaudían; al fondo, en el altar, ya lo esperaba Cristo junto al patrono de la comunidad.

La santa Misa dio razón a su presencia. Tras las lecturas y el Evangelio del día, Mons. Christophe Pierre se dispuso a dar su extensa y completa, pero reconfortante homilía.

“Los invito hermanos a orar para que el Señor, rico en misericordia, nos conceda abundante luz y fuerza, para saber discernir, comprender y seguir con decisión y valentía a Jesús Resucitado; para que ayude a nuestros niños, jóvenes y adultos a ser en el corazón de la Iglesia y de la sociedad, coherentes y valientes cristianos, es decir, verdaderos santos”, pronunció Mons. Christophe Pierre, quien es embajador de El Vaticano en nuestro país desde el 2007.

El representante de la santa sede agradeció a los fieles de Actopan por su participación al término de la Eucaristía, al tiempo que se le entregaba una placa conmemorativa de su visita, enmarcada en la fecha y lugar del encuentro.

Se despidió con la mano en alto, con el rostro alegre, revestido y con la viva imagen de la Virgen María de Guadalupe en su Mitra. Los fieles respondieron con aplausos, mientras lo despedían con fotos y el canto de salida.

Durante el resto del día, la bandera de El Vaticano ondeó en lo alto del templo de la parroquia de San Nicolás de Tolentino que, por primera vez en su historia, tuvo a bien recibir al representante de la santa sede.

La parte culmen de su homilía:

Hoy son muchas las mujeres y hombres que piensan que apartándose de Dios pueden llegar a ser autónomos y seguir sus propios instintos y pasiones, sintiéndose realmente libres ignorando los mandamientos de Dios y pisoteando los más fundamentales preceptos naturales inscritos en cada ser humano; pero como afirma la transparencia de nuestro tiempo, cuando Dios desaparece, el hombre no llega a ser más grande y libre.
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook